CMCT

CONVENIO MARCO PARA EL CONTROL DEL TABACO DE LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD:

El Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco (CMCT) es el primer tratado mundial de salud pública cuyo texto fue aprobado por la 56° Asamblea Mundial de la Salud en mayo del 2003.

Para entrar en vigor en nuestro país debe ser ratificado por el Congreso Nacional.
Fue ratificado por casi todos los 170 países firmantes, incluyendo la Unión Europea, los principales productores de tabaco como China, Brasil, India, Turquía, casi todos los países de Latinoamérica, y todos los de MERCOSUR excepto Argentina. A junio de 2010 lo habían ratificado 169 países.
Argentina firmó el CMCT el 25 de Septiembre de 2003. Sin embargo, es uno de los pocos países del mundo que todavía no ratificó el convenio.

LA EPIDEMIA DEL TABAQUISMO Y SUS CONSECUENCIAS

La epidemia de tabaquismo es un problema internacional con devastadoras  consecuencias sanitarias, sociales, económicas y ambientales que hoy es responsable de más de 5 millones de muertes anuales a nivel mundial, y de costos sanitarios y ambientales que exceden las recaudaciones fiscales por impuestos al tabaco. Esta epidemia se cobra más vidas que la tuberculosis, el VIH/SIDA y el paludismo juntos y representa la primera causa de muerte prematura evitable a nivel mundial.

El aumento del consumo y de la producción de cigarrillos y otros productos de tabaco en el mundo entero, particularmente en los países en desarrollo, la elevación de la mortalidad atribuible al tabaco que se observa en estos países, así como la carga que ello impone a las familias, a la población de bajos recursos y a los sistemas nacionales de salud, hacen que las políticas de control de tabaco constituyan una prioridad en la agenda gubernamental internacional.

El tabaquismo es una adicción reconocida científicamente. La nicotina es una sustancia adictiva, y los cigarrillos y algunos otros productos que contienen tabaco están diseñados con el fin de crear y mantener la dependencia. Asimismo, muchos de los compuestos que contienen y el humo que producen son farmacológicamente activos, tóxicos, mutágenos y cancerígenos, por lo que también la exposición al humo de tabaco es causa de enfermedad y muerte en las personas no fumadoras1.

Durante el siglo XX, murieron 100 millones de personas por causas vinculadas al tabaco.

Si continúa la tendencia actual, 1.000 millones de personas morirán este siglo debido al consumo.

Esta epidemia es completamente prevenible.

MEDIDAS DEL CONVENIO MARCO PARA EL CONTROL DEL TABACO

La 56º Asamblea Mundial de la Organización Mundial de la Salud del 21 de mayo de 2003, aprobó por unanimidad el Convenio Marco para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (CMCT) que proporciona un marco legal internacional para el control del tabaco y constituye una solución efectiva y de bajo costo para reducir las enfermedades, muertes, daños al ambiente y a la economía causados por el consumo de tabaco.

Este instrumento internacional es el marco jurídico que pone en cabeza de los Estados obligaciones a la vez que facilita la implementación de leyes necesarias para proteger a la población mundial de los efectos nocivos del consumo de tabaco y de la exposición al  humo de tabaco ajeno. La relación existente entre la salud pública y los derechos humanos es clara y, el derecho “a disfrutar del grado máximo de salud que se pueda lograr”2 es hoy día prioritario en la agenda internacional de los organismos de protección de los derechos humanos.

El CMCT se elaboró como respuesta global a la preocupación que genera la propagación mundial de la epidemia del tabaquismo. Su objetivo principal, de acuerdo a lo que se declara en el artículo 3°, es “proteger a las generaciones presentes y futuras contra las devastadoras consecuencias sanitarias, sociales, ambientales y económicas del consumo de tabaco y de la exposición al humo de tabaco proporcionando un marco para las medidas de control del tabaco que habrán de aplicar las partes a nivel nacional, regional e internacional a fin de reducir de manera continua y sustancial la prevalencia del consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco”. El tratado entiende al control del tabaco como la puesta en práctica de diversas medidas destinadas a reducir la oferta, la demanda y los daños causados por los productos de tabaco. Las estrategias centrales del CMCT son seis, que se resumen en el acrónimo M-POWER, por su versión en inglés.


Si las seis medidas del M-POWER se implementaran simultáneamente en todo el mundo, el consumo global de tabaco descendería del 23% actual a un 14%. No existe ninguna otra medida de salud pública que tenga tal impacto sanitario y económico. Hasta diciembre de 2009, 168 países ratificaron el CMCT en sus parlamentos y se constituyeron en partes, lo que implica la obligación y el compromiso para adoptar y aplicar las medidas establecidas en el tratado. Los países miembros representan más del 85% de la población mundial. Argentina es el único país de Sudamérica y uno de los pocos países del mundo que no lo ha ratificado.


1 Para más información ver el Atlas del Tabaco de la American Cancer Society y la World Lung Foundation. Disponible en español en: http://www.tobaccoatlas.org/downloads/TA3-sp.pdf

2 Preámbulo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: